domingo, 6 de julio de 2008

CRONICA UNEPINA

“¡URGENTE, URGENTE, REFORMA UNIVERSITARIA!”
Por: Henry Córdova Bran

¡Urgente, urgente, Reforma Universitaria! Es el grito que se dejó sentir en la movilización de los docentes, trabajadores y estudiantes de la Universidad Nacional de Piura que se realizó el miércoles 25 en rechazo al proyecto de Ley 393 que ha formulado la congresista fujimorista Martha Hildebrandt. A continuación una crónica de cómo en Piura se viene reformulando el movimiento estudiantil.

Desde las 9 de la mañana del miércoles 25 los jóvenes universitarios se empezaron a reunir en el estacionamiento de la Universidad Nacional de Piura, muchos de ellos venían con sus papelotes y plumones en mano para elaborar pancartas y escribir sus consignas, otras estudiantes llegaban ya con sus consignas elaboradas y poco a poco llegaron a sumar cientos y hasta cerca de dos mil.

No dejaba de resultar curiosa la disciplina con que los estudiantes atendían al llamado de movilización que habían hecho, esta vez unidos, los docentes, los trabajadores y los estudiantes organizados bajo la Coordinadora de Izquierda Universitaria; curiosa porque desde hace mucho años se ha dicho que los estudiantes en Piura no se movilizan como en otras zonas del país, que son “quedados” como dicen a veces los mismos estudiantes. Pero esta vez era distinto, salieron a las calles a defender un derecho, el de la gratuidad de la enseñanza pública que, aseguran, les es arrebatada con el proyecto de Ley denominada “Ley Hildebrandt”. ¿Cómo se volvió a vivir en Piura una jornada de movilización estudiantil masiva después de muchos años?

En principio habría que recordar que la Universidad Nacional de Piura ha sufrido una larga temporada de letargo desde los años 90, época en que era difícil organizarse y marchar en plena dictadura fujimorista, en todo el país fue sin embargo el movimiento estudiantil quien aportó en las calles su cuota invaluable de participación para la caída del régimen en el 2000. Después de esto los estudiantes volvieron a la lógica de “estudiar, conseguir un título, y salir a buscar trabajo (y rogar a Dios si lo encuentran)” como nos dice con algo de gracia el estudiante de Derecho Percy Ipanaqué Navarro, “pero el estudiante se olvidaba de su rol frente a la sociedad y la universidad misma lo olvidaba, y hay problemas sociales en los que la universidad no se está pronunciando” finaliza.

Mientras tanto la política al interior de la universidad repetía y practicaba la política que se maneja a nivel nacional en el que el insulto, la propaganda colorida y el escaso debate de propuestas y de ideas culminaban con las elecciones de los representantes estudiantiles y de las autoridades de la universidad; los estudiantes votaban y se olvidaban de participar en adelante del manejo o vigilancia del uso de los recursos que llegan a la universidad y que son recursos públicos.

Así se vivía y se estudiaba en la universidad hasta que el escándalo de la corrupción de venta de claves de exámenes de admisión a los estudiantes de IDEPUNP desatada en abril del presente año colmó la paciencia de muchos estudiantes. El 15 de abril una reunión de grupos culturales como el colectivo Pablo Neruda, el grupo cultural IntiLlaqta, escritores del grupo literario Plazuela Merino y el Movimiento Alejandro Tabeada formaron la Coordinadora de Izquierda Universitaria (CIU) e hicieron un plantón en la tranquera de la universidad que finalizó con un acto simbólico del lavado de la bandera peruana. En los siguientes días Grupos estudiantiles como el GRAU y el NO, con representación estudiantil en los órganos de gobierno de la universidad, también se sumaron al reclamo contra la corrupción y a la exigencia de una investigación profunda que identifique a los responsables de actos que deshonraban a la universidad. En el plantón del 15 de abril se escuchó por primera vez el grito de Reforma Universitaria que ha sido enarbolado también en otras universidades de ciudades como Trujillo el 2004, Cuzco en diferentes oportunidades, Cajamarca, entre otras.

Después de las jornadas de abril poco se ha hecho sobre el tema de la corrupción en la universidad más allá de acusar a dos estudiantes que siguen ahora un proceso judicial. Mientras tanto se vive ya un ambiente pre electoral estudiantil, pues las elecciones para elegir a los nuevos (o muchas veces no tan nuevos) representantes estudiantiles se realizarán a finales de julio o inicios de agosto, agrupaciones como el GRAU, NASA o el NO se alistan para participar nuevamente; la CIU viene desarrollando por el momento un discurso distinto; aseguran que no participarán en las elecciones, pero sí desarrollarán un trabajo político en la universidad que tiene que ver con la denuncia de la corrupción y la difusión de la propuesta de Reforma Universitaria que incluya la participación de todos los estudiantes en la elección de sus autoridades mediante el voto universal, el derecho a la tacha de docentes que no rindan las exigencias de cátedra que requiere la universidad, entre otras cosas.

25 de junio. Contra la Ley Hildebrandt y por la Reforma Universitaria

La decisión de movilizar a la universidad el 25 de junio forma parte de una directiva a nivel nacional para protestar contra la “Ley Hildebrandt” que propone que los estudiantes que estudiaron en colegios particulares paguen una mensualidad en la universidad pública (se le ha agregado una modificatoria que señala que se evaluará a las familias cuyos ingresos hayan disminuido). Los estudiantes aseguran que esto viola el derecho de la gratuidad de la enseñanza y que es el inicio del camino a la privatización de la educación. Los representantes de los estudiantes de todo el país reunidos en la Universidad Nacional de Cajamarca durante los días 6,7 y 8 de junio acordaron iniciar movilizaciones para exigir la no promulgación de esta la Ley 393.

En Piura la CIU recogió esta directiva y dos semanas previas al 25 junio empezaron a convocar a los estudiantes a que defiendan sus derechos, “un trabajo arduo” nos comentan Jorge Dávalos, estudiante de Derecho, y Diego Neyra, estudiante de Medicina, que veían como dos mil estudiantes habían decidido movilizarse, “este es el inicio historico de las grandes jornadas de lucha, por las reivindicaciones estudiantiles que deben concluir en la nueva reforma universitaria” aseguraron los estudiantes

Con la masa estudiantil reunida en la playa de estacionamiento junto a los docentes y trabajadores se decidió el inicio de la movilización al promediar las 9.30 de la mañana. Las calles de Castilla y Piura vieron desfilar las banderolas y las pancartas de los estudiantes con sus reclamos, al grito de “no permitiremos la privatización de la educación” “abajo la ley Hildebrandt” anunciando su participación en el paro nacional convocado para el 9 de julio y su rechazo a la manera como el gobierno viene desarrollando su política social y económica; finalmente los estudiantes volvieron a exigir nuevamente “¡urgente, urgente, reforma universitaria!”

Es posible que no todos sepan realmente que signifique la reforma universitaria, este es un debate que los estudiantes de la universidad deben plantearle al país con sus argumentos, los mismos que deben discutirse al interior de la misma universidad, pero también es posible que jornadas como la del 25 de junio signifiquen para Piura la reorganización de un movimiento estudiantil que ha estado dormido pero que tiene una larga historia en su lucha por los derechos no solo de la universidad sino de lo que significa esta para una sociedad en su conjunto.